Menú Desplegable

miércoles, 26 de junio de 2019

¿QUIEN ES EL MEJOR ENTRENADOR?

A lo largo de estos años que ejerzo la afición de entrenador me hago la siguiente reflexión:

Pulsar... "LEER MÁS" Para ver Desarrollo



¿Qué es un entrenador?, ¿Qué exigen o qué esperan sus jugador@s de él?, ¿Hasta donde llega el entrenador en cuanto al rendimiento del equipo y qué importancia tiene en cuanto al resultado final?.

Todas estas anteriores preguntas y muchas otras seguro que nos hemos realizado en más de una ocasión.

¿Qué es un entrenador? Yo creo que un entrenador ante todo debe ser persona antes que entrenador, tanto en el mundo amateur, como en el mundo profesional. El afecto de los jugadores o jugadoras, su cariño, admiración, creo que son factor fundamental para entrar dentro de ellos y que tus explicaciones y consejos lleguen de forma más directa y efectiva.

Luego también debemos empatizar con ellos, ponernos en su lugar. Hay jugadores que tienen problemas fuera del deporte y debemos detectarlos y ayudar en la máxima medida y siempre guardando un mínimo de discreción para no entrometernos en exceso en posiblemente algo que ellos no nos demandan, pero creo que el que ellos sepan que estás ahí por si te necesitan, es algo bueno.

También está el jugador o jugadora que le falta confianza o que juega poco porque no le salen las cosas, creo que es a los que les debemos ayudar con más énfasis que a los que están en un nivel de seguridad y responsabilidad alto, a éstos últimos no necesitan tanto de nuestra ayuda, aunque no por ello debemos descuidar de una forma discreta el reconocimiento, a todos nos gusta que cuando realizamos un buen trabajo se nos reconozca, pero a aquellos jugadores que por circunstancias están mal anímicamente, creo que debemos hablar con ellos para que sepan que estaremos ahí para ayudar, pero que nuestra postura es difícil, somos entrenadores y debemos ejercer con lealtad y en base a lo que pensamos que es lo mejor para el equipo, por lo que si somos fieles a nuestras ideas, así se lo hacemos saber a ellos y demostramos que nuestro mayor deseo es que estén lo mejor posible el mayor número de integrantes, si se lo hacemos ver así, sabrán que estamos de su lado, aunque momentáneamente no confiemos y no contemos en esos momentos con ellos de forma continuada. Eso sí, debemos hacerles ver que hoy estamos en un nivel y mañana en otro, el deporte es como una montaña rusa y debemos prepararlos para que cuando suban sepan que es fruto del esfuerzo, el interés y el sacrificio y cuando bajen sepan que es algo normal en nuestro deporte y que no es más que un paso más para volver a subir al siguiente nivel.

¿Qué exigen o qué esperan nuestros jugadores de nosotros?, parte de la contestación está en el apartado anterior. Yo siempre quise ser el entrenador que deseé como jugador o por lo menos intentarlo y en ello estoy, intentándolo día a día exigirme aquello que querría para mí.

La metodología de entrenamiento es un factor importantísimo, no cabe duda, pero para aplicarla creo que empatizar, motivar y demostrar que todo lo que se hace es por el bien de ellos y del equipo en general es factor primordial para la aplicación de dicha metodología, sea de la clase que fuere, ahora que estamos tan modernizados con los tipos de metodología.

Un entrenador puede ser muy analítico y parecer aburrido, pero si es lógico, si hace ver a sus jugadores que aquello que de forma analítica van a entrenar es bueno para todos y que los hará mejorar, todo es más llevadero y la sesión fluirá de manera natural. Exactamente lo mismo opino del denominado entrenamiento integrado, decisional, donde según muchos de nosotros y de los más expertos, se supone que es el método más eficaz. Si esta metodología no se aplica con sentido, haciendo ver a los jugadores que progresan en el fin que están entrenando, también cansará y la desidia formará parte de la sesión y por lo tanto el menor rendimiento.

Creo que una fusión es el término exacto, siempre he dicho que el término medio está la virtud, al final, si haces ver que cada una de las sesiones que realizas tienen un fin, un por qué y un resultado positivo, tus jugadores o jugadoras estarán más predispuestos a realizarlo con la mayor exigencia e interés posibles.

¿Hasta donde llega el entrenador en cuanto al rendimiento del equipo y qué importancia tiene en cuanto al resultado final?

Aquí creo que cada uno tenemos una opinión, aunque muchos de nosotros coincidiremos. Mi opinión es que cuanto menos nivel tenga el equipo, mayor deberá ser la aportación del entrenador y más se notará en el rendimiento del mismo y cuanto mayor sea el nivel del equipo, no tiene porqué la aportación del entrenador ser menor, pero sí se notará menos, ya que ante más calidad individual, más libertad hay que dejar a los jugadores para resolver las situaciones dispares que resultan del juego real y por lo tanto, menos juego estructurado y creado para ellos. Sí creo que debemos analizar qué puede suceder y como resolver el juego defensivo tras un juego mucho más individual o de dejar más la improvisación al jugador para que esta confianza no decrezca, es decir, el entrenar las situaciones de desequilibrio en todas las partes del campo en caso de pérdida.

También creo que aunque tengamos un gran equipo, siempre tenemos que tener una estructura de juego equilibrada para solventar precisamente lo detallado en el párrafo anterior. Debemos aportar nuestro granito de arena y hacerles ver donde está la situación o crear una situación determinada para dejar libre el talento de uno o varios jugadores, para llegar a esa situación, sí podemos generales un modelo de juego mucho más estructurado.

Siempre he pensado que según el nivel del entrenador y el del equipo los resultados yo los clasificaría de la siguiente forma:

a) A buen entrenador y equipo grande, lo normal son grandes resultados y buena imagen. Al final te marcará el final de temporada en lo que se ha obtenido, que por desgracia siempre se traduce todo en títulos cosechados.
b) A buen entrenador y equipo pequeño, lo normal son buenos resultados y buena imagen. Al final también te marca el final de temporada, pero no se tiene tan en cuenta los títulos cosechados, que si se da el caso, el éxito es total, pero si no lo es, también el trabajo está muy reconocido porque las expectativas no eran altas.
c) A mal entrenador y equipo grande, lo normal son resultados e imagen impredecibles, ya que siempre se espera más de lo que se obtiene. En este caso todo depende del resultado final. Si se ha obtenido éxito se suele decir que a pesar del entrenador se ha logrado, ya que interiormente, quien te juzga, son tus jugadores y ellos serán los que valoren el resultado global de la temporada, independientemente de la opinión de los aficionados.
d) A mal entrenador y equipo pequeño, lo normal es el estrépito, aquí aunque el resultado sea nocivo, a quien se suele salvar es al entrenador porque siempre estará aquello de que "¿qué va a hacer el hombre, no tiene herramientas?"

Yo creo que un entrenador es el 10% del resultado final, un equipo el 40% del resultado final y un guardameta el otro 50% del resultado final, es decir, si cada una de las partes cumple con su porcentaje, el final será un 10 de todo aquello que se puede conseguir con ese equipo.

Si un entrenador da su 100%, a los jugadores de pista le sacamos el 100% y a los guardametas del mismo modo el 100%, obtendremos un 10 como equipo, independientemente del resultado final, por lo que ese debe ser nuestro objetivo y ahí es donde creo sinceramente que está el valor el entrenador, en obtener el 10 de su equipo.

Poniendo un ejemplo, si un entrenador obtiene el 80% del rendimiento de su equipo, por desmotivación, falta de disciplina, etc.... lo mismo que el 80% del rendimiento de sus porteros, lógicamente él también estará obteniendo un 80% de su rendimiento, por lo que el equipo estará dando un 8 en su nota final, ¿esto qué quiere decir?, que si el equipo es muy bueno puede que con el 80% ganes la mayoría de los partidos, pero no obtendrás el éxito necesario, ya que cuando te enfrentes a un rival del mismo nivel en cuanto a talento, si ese entrenador le saca el 100%, lo normal es que pierdas contra ellos e incluso si te enfrentas a un entrenador que saca el 100% de su equipo, aunque este no tenga el mismo talento, también puedes perder.

En definitiva, el éxito del entrenador es intentar sacar el 100% de su equipo dando él mismo el 100%, con ello salvo en casos puntuales donde el objetivo sea ser el número 1 en cuanto a equipo y que no se logre, el éxito y el reconocimiento están asegurados, por lo que me vuelvo al principio de todo y a la pregunta definitiva....

¿Quien es el mejor entrenador? EL QUE SACA EL 100% DE SU EQUIPO, para ello es fundamental, dar uno mismo el 100%, empatizar con los jugadores, aplicar disciplina, ser serio y hacer serio al equipo, motivar y hacer ver que los jugadores siguen progresando, etc... sin duda no hay mayor satisfacción, el ver que tu equipo está feliz.

He aquí mi humilde opinión, por lo que intentaré dar mi 100%, aunque reconozco que me cuesta muchísimo, pero lo sigo intentando.

Juanito.

1 comentario:

  1. Me recomendaron una muy buena aplicacion para celulares, especial para clubes de futbol base llamada Footballfy. En ella el entrenador podra calificar la performance a los chavales, y tiene muchisimas mas funcionalidades. Les dejo el link para que la vean. https://www.footballfy.com

    ResponderEliminar